domingo, 4 de mayo de 2008

La objetividad de conocer

La objetividad de la actividad cognoscitiva humana es intencionalidad, o sea, la posibilidad de preguntarse por la realidad.

La inteligencia humana capta activamente todo contenido de experiencia al preguntarse: ¿porqué es esto? ¿porqué esto es así? Es la dinámica de la intelección que se exterioriza en pensamiento y que a su vez examinando tal pensamiento formula definiciones, teorías, leyes. El pensamiento es aprehendido por la racionalidad humana mediante una exigencia reflexiva que, cuando se transforma en preguntas como: ¿esto es así? ¿está seguro de eso? Estos cuestionamientos hacen posible diferenciar lo que es de lo que no es.

La estructura dinámica del conocer humano se dirige al ser. Esta motivación del conocer humano es "no-restringida", porque es necesario hacer preguntas sobre la realidad, las preguntas se constituyen en el sondeo de todas las cosas del mismo conocer humano.

Las respuestas surgen en la medida que las preguntas tengan soluciones reales. Pero una respuesta es a la pregunta, porque ella y la pregunta tienen el mismo objeto.

La objetividad del conocimiento humano radica en la labor de una intención "no-restringida", ya que podemos continuar preguntando sobre aquellos fenómenos que se le manifiestan al conocer humano.


GÓNGORA, angel y LEÓN, Jesus. El hombre y su pensamiento. Ed Pyme, 1984. 273p.